Nosotros nos encargaremos de hacer todos los trámites de homologación a través de nuestro ingeniero. A la hora de ofrecerte la amplia gama de productos que existen en el mercado para tu proyecto, te informaremos de cuales son homologables y cuales no.

El procedimiento de la homologación consta de un proyecto en el cual aparecerán todas las modificaciones hechas al vehículo y de todos los dispositivos instalados, los cuales deberán ir identificados mediante una contraseña de homologación y sello de conformidad europea. También necesitaremos un certificado de taller, certificado de instalación de 220v y boletín oficial de instalación de gas.

Cuando nuestro ingeniero cuente con todos estos documentos los enviará a laboratorio. Si el proyecto es aprobado ya sólo faltaría pasar la ITV, para comprobar que todo concuerda con el proyecto presentado. Y con este último paso, ya tenemos nuestro furgón convertido en vehículo vivienda.

Es un poco complejo todo este procedimiento, debido a tanto trámite burocrático, pero no debemos olvidar nunca que nuestra seguridad y la de los que nos acompañan a la hora de viajar en nuestro vehículo es lo primero.

De todos estos trámites, incluso de pasar la ITV, nos encargaremos nosotros, por lo que no debes preocuparte por nada.